viernes, 27 de mayo de 2016

UNA NIÑA

Y ahora me meten adentro y está oscuro y encienden el fuego y yo me quemo. Pero no lloro, porque no me duele, no me duele, no, y no tengo miedo. Aquí al lado hay una chica también y la chica es guapa y también arde y no le duele. Y afuera hace frío pero yo no tengo frío. Y afuera está el sol y el sol es grande y caliente y amarillo y rojo. Y el sol brilla, el sol brilla en muchos sitios: en el cielo y en las nubes y en el mar y en los pájaros que vuelan y que no, y en los cristales y en los espejos. Y en los espejos veo mucha gente, y hay muchos espejos y mucha gente, y hay gente en casa, pero no en la mía, y tampoco en mi habitación, porque yo no estoy. Pero hay mucha gente, y hay gente que grita y que ríe y que llora donde hay espejos pero no hay sol. Y el sol también brilla en el amanecer y en la lluvia que caerá mañana, porque mañana va a llover, va a llover mucho. Pero hoy no, hoy hace sol y el sol brilla en las hojas de los árboles y hace sombras en la calle y en los sitios donde no llueve, y hace sombras en el parque donde voy a jugar, el que tiene los toboganes grandes y los columpios que hacen ruido, y hay mucha gente en el parque también y hay niños y hace sombra en los niños y en las hormigas, y los niños las matan y les quitan la cabeza pero el cuerpo y las patitas se mueven como si la tuvieran y parece que no están muertas pero sí lo están y las hormigas muertas lo saben y las otras hormigas corren muy rápido, así, y se meten todas a la vez dentro de su casa, del hormiguero, sí, y allí, allí tampoco brilla el sol. Y hay otros niños, está Migue y María y Lau y Cris y Dani. Y Dani está en los columpios y se mueve arriba y abajo, así, ¿ves?, así, pero no se cae, no, y un día se caerá, pero no le pasará nada. Yo no estoy en los columpios pero da igual, porque lo veo y veo la cara de Dani en la sombra y en el sol, y también la casa de las chuches y los helados y el sol que brilla también en las piruletas de corazón que me gustan y que me compra la yaya, que tiene una piruleta en el bolsillo del abrigo pero no se acuerda. Se acuerda ahora, mira, ¿ves?, mete la mano y la saca y la mira y se acuerda y llora y le duele la cabeza. La yaya no está en el parque, está aquí afuera y hay mucha gente que la abraza y que llora y que están serios y tristes y también abrazan a mamá y a papá. Mamá y papá también lloran mucho y se abrazan y a mamá también le duele la cabeza y está triste y parece que no llora porque lleva las gafas de sol que me gustan y que me pongo a veces, pero sí llora y luego en casa llorará también y se quitará las gafas y irá a mi habitación y verá las fotos de la playa, las fotos que seré, y pensará en mí y llorará. Y yo también pienso en mamá y en papá y en que están tristes y ven cómo me meten aquí adentro a lo oscuro y el fuego y que me quemo. Pero yo no quiero que estén tristes y no quiero que lloren, no me gusta, es feo, no quiero que lloren porque no me duele, no me duele nada, y no tengo miedo. Pero mamá y papá no lo saben, no lo saben, y eso sí que es triste, que yo lo sepa y ellos no. Que esto no es malo, y que yo no estoy triste y que he jugado y que así está bien. 

9 comentarios:

  1. Felicidades por tu amanecer, muy conmovedor.
    Muy merecido el premio.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por tu amanecer, muy conmovedor.
    Muy merecido el premio.

    ResponderEliminar
  3. Gran relato, un bello camino para el lector hacia la muerte que, en efecto, tal vez sea mucho menos dramática para quien muere. Merecido el premio, aunque obviamente desconozco la inmensa mayor parte de los cuentos o relatos presentados. Entre otros, pero ese sí que lo conozco, uno mío.

    http://librosfutbolpoliticaymas.blogspot.com.es/2016/05/hablemos-del-amanecer-relato-breve.html


    Te acompaño en el sentimiento por el fallecimiento de tu madre. Ha pasado ya algún tiempo, pero en en blog y, probablemente, en ti, está aún muy cerca. Borges tenía razón. Cuando soy infeliz me duele, más que por mí, por mi madre, por su infelicidad vicaria.

    Un abrazo de otro exótico, catalán, aunque no de pura cepa, en Madrid. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por el premio. Merecido sin duda; aquí otro que ha visto el ocaso en el amanecer: https://www.facebook.com/jesu.delarosa.92

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena! También participé y la envidia es mala jeje Pero es de justicia decir que me ha gustado mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena! También participé y la envidia es mala jeje Pero es de justicia decir que me ha gustado mucho. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. La verdad, es un texto muy bueno, muyyy. Saludos y felicitaciones desde www.horror-scifiweb.blogspot.com

    ResponderEliminar